un mes

Dentro de un mes es mi cumple años numero 32 y como viene ocurriendo desde que tengo 15 años me siento perdida y des-balanceada.

No se como darle sentido ami viday esa falta de propósito hace que a veces no me importe nada y que otras veces todo me preocupe. A ratos busco la aprobación de todos y un momento después son una completa disidente, incluso anarquista.

A mi edad ya debería ser muchas cosas… y no hablo de logros materiales, hablo de paz mental… a mi edad ya debería tener las ideas claras y definidas y no devanarme el cerebro preguntarme cada 5 minutos si estoy haciendo lo que debo o si estoy donde debería estar.

Desde hace años que tengo ganas de renunciar a mi trabajo y tomarme un sabático para averiguar que pasos debo dar; pero renunciar a mi empleo me resulta vano y absurdo porque no soy rica y debo pagar las cuentas.

Entonces estoy dividida entre mis deseos de mandar todo al carajo y tener que pagar las cuentas, o renunciar a la seguridad de ser una godinez, salario fijo y constante aunque cierto grado de infelicidad y aburrimiento.

He pensado en que me gustaría diseñar bolsas. Bolsas, maletas y carteras…incluso una linea customizada y si bien estudie administración no tengo idea de por donde empezar.

Estoy a mitad de un cruce de calles y no se cual seguir…

Cambiar de escenario

¿cuántos de ustedes han pensado en cambiar trabajo?

Llevo ya un tiempo pensando en cambiar trabajo, en abandonarlo todo, tomarme un año sabático o por lo menos 6 meses sin trabajar, sin estar encerrada en una oficina o con godinez que me aburren o me ponen de malas pero tengo miedo.

Hacer ese cambio, atreverme a hacer ese cambio me aterra hasta la medula.

¿qué pasaría si renunció? ¿qué haría con mi vida? ¿emprendería, encontraría otro trabajo?

Aquí, con esas preguntas entra en juego mi educación, todo lo que me enseñaron, todo lo que he aprendido, la búsqueda eterna de seguridad, pero sobre todo mi enorme miedo al fracaso.

No se que haré, esa pregunta es una idea constante en mi cabeza, pero no se si tendré el valor de dejarlo todo y buscarme otro camino.

De regreso a la oficina

Se acabaron mis vacaciones mañana tengo que volver a la rutina, ya saben, 40 horas encerrada contestando llamadas, correos y escuchando dramas que no me interesan.

Aún estoy sopesando la idea de renunciar y mas allá de buscar otro trabajo estoy pensando en emprender, ser mi propia jefa-una linea de bolsos, carteras y accesorios- yo misma cambiar el panorama.

Pero por ahora, simplemente regresaré a la oficina y seré fuerte y de algún modo buscare el lado positivo de la aburrida rutina oficinesca.